Comunicación en la pareja

PAUTAS PARA UNA COMUNICACIÓN EFICAZ EN LA PAREJA

 

Comunicarnos eficazmente con nuestra pareja es una de las claves principales para poder solucionar nuestros conflictos de una forma adecuada, desde el respeto y la empatía con el otro. Conocer estas pautas de comunicación nos ayudará a poder ponerlo en práctica.

A continuación, os presentamos 12 claves para una comunicación eficaz en la pareja:

 

  • Hablar siempre desde el “yo”: lo que a mí me parece, lo que “yo” pienso, lo que “yo” quiero… Evitando hablar desde el “tú”, ya que provocaremos que nuestra pareja se ponga a la defensiva.

 

  • Asumir que ambos sois parte del problema y parte de la solución: Cuando se produce un conflicto en la pareja, ambas partes tienen responsabilidad en lo sucedido y, por ello, está en los dos poner la energía necesaria para solucionarlo de la mejor manera posible.

 

  • Practicar la escucha activa: Debemos aprender a escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. Estar presente en el momento en que tu pareja se comunica contigo, con la única intención de entender lo que te quiere transmitir.

 

  • Discutir los temas de uno en uno: Es importante focalizarnos en un solo tema a tratar, evitando sacar los “trapos sucios” del pasado o hablar de otros problemas que no se solucionaron en su momento o situaciones que nos molestaron pero que no le dijimos en su día. Cuando solucionemos un tema, podremos pasar al siguiente.

 

  • Evitar ir acumulando emociones negativas sin comunicarlas: Es necesario expresar nuestro malestar lo más pronto que nos sea posible para poder hacerlo de la manera menos dañina para nuestra pareja, de no ser así, se produciría un estallido que conduciría a una hostilidad destructiva.

 

  • Ser específico: Ser específico, conciso y concreto en lo que decimos es una de las normas principales en una comunicación eficaz con la pareja.

 

  • Evitar las generalizaciones: Los términos “siempre” y “nunca” rara vez son ciertos. Debemos ser justos, honestos y hablar con propiedad. No es lo mismo decirle a nuestra pareja: “Siempre estas ocupado y nunca me haces caso” que, “En ocasiones me siento sola y me gustaría poder pasar más tiempo contigo”.

 

  • Ser breve: En nuestro discurso, si repetimos varias veces lo mismo o desde planteamientos diferentes, pero mandando el mismo mensaje, puede ser desagradable para la persona que lo recibe, en este caso, nuestra pareja. Más vale breve pero claro que largo y reiterativo.

 

  • Cuidar la comunicación no verbal: Nuestro cuerpo, nuestros actos, nuestra mirada, nuestros gestos… comunican de la misma manera que nuestro diálogo. Es necesario que nuestro lenguaje no verbal vaya en consonancia con nuestras palabras.

 

  • Ser empático: Es muy importante aprender a ponernos en el lugar de nuestra pareja. Ponernos “sus zapatos” y llegar a entender cómo se siente y por qué lo siente así. Sin juzgar, sin hacer juicios de valor, simplemente poniéndonos en su piel.

 

  • No interpretar: No juzgar al otro, no psicoanalizar, no criticar, no hacer mofa…Evitando pensar “Me ha dicho esto porque me quiere decir lo otro”. Dejando de lado la lectura de pensamiento.

 

  • Pensar antes de hablar: Ser consciente de lo que vamos a decir, de los efectos que pueden tener nuestras palabras en el otro.

Erika Hernandez Alonso

Psicóloga

 

 

No hay comentarios.

Agregar comentario