GINKGO BILOBA, UN EJEMPLO A SEGUIR

La hoja del Ginkgo biloba es el logo del Centro María Zambrano.

HISTORIA

El Ginkgo pertenece a una familia de árboles originarios de China, y su historia y propiedades lo hacen único en el mundo. Entre estas, se encuentra el beneficio sobre la salud mental, el Alzheimer y la depresión.

Primero, para comenzar a conocer su historia es necesario comentar que este árbol es el más antiguo del planeta. Es más, su existencia se remonta al Cretácico o, quizás, a épocas precedentes, llegando incluso a convivir con los dinosaurios.

 

Sin embargo, además de haber logrado sobrevivir hasta la actualidad, hay un momento histórico que le dota de especial importancia. El 6 de agosto de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica usada como arma de guerra contra su enemigo japonés, concretamente, el blanco de esta fue Hiroshima. La ciudad quedó absolutamente devastada, arrasada y destruida. Sin embargo, tan solo a unos mil metros del epicentro de la explosión, un ejemplar de ginkgo logró sobrevivir entre las ruinas de un antiguo templo budista. De hecho, en la remodelación del edificio se mantuvo este ejemplar, como símbolo de resiliencia, renacimiento y veneración.

 

EL GINKGO COMO INSPIRACIÓN

Este acontecimiento y, concretamente, este árbol, ha servido como fuente de inspiración y ejemplo a muchos artistas y pensadores de diferentes épocas. Por ejemplo, el escritor alemán Goethe se inspiró en él, especialmente en sus hojas, para escribir un poema a su amada, Marianne von Willemer. Estas, con su inconfundible forma de abanico ligeramente dividido en dos lóbulos, dejan paso a la duda de si se trata de una hoja dividida en dos, o dos hojas unidas en una sola. Así, Goethe reflexiona acerca de la dualidad posible dentro de la unidad, tal y como en el caso del amor, y plasma en sus versos:

 

 

 

"(...) ¿Será este árbol extraño algún ser vivo

que un día en dos mitades se dividiera?

¿O dos seres que tanto se comprendieron,

que fundirse en un solo ser decidieran? (...)"

 

 

 

 

Por otro lado, en un caso más cercano a nosotros, también el poema de la poetisa granadina Elena Martín Vivaldi encuentra como ejemplo de belleza y resiliencia el Ginkgo.

 “Un árbol. Bien. Amarillo

de otoño. Y esplendoroso

se abre al cielo, codicioso

de más luz. Grita su brillo

hacia el jardín. Y sencillo,

libre, su color derrama

frente al azul. Como llama

 crece, arde, se ilumina

 su sangre antigua. Domina

todo el aire rama a rama. (...)”

 

Además, la misma María Zambrano experimentó el resurgir del Ginkgo, y era claro ejemplo de la constante superposición, aunque sobraran motivos para abandonar. Como compartimos con vosotros hace tan solo unos días, en la publicación “MARIA ZAMBRANO, MAESTRA DE RESILIENCIA”, María fue una mujer que, como una vez hizo el Ginkgo, conoció en su propia piel mil veces la muerte, y mil y una el renacer. En el sufrimiento de una vida que, sin motivo, fue injusta con ella, no sacó otra cosa que fuerza, crecimiento y amor de su continua lucha. Merece la pena profundizar en su vida y las enseñanzas que se pueden extraer de esta, por lo que os proponemos que os dirijáis a esa entrada si aún no la habéis leído.

 

CENTRO MARÍA ZAMBRANO

Así, como el Ginkgo, como María, somos capaces de resurgir todos nosotros. Esta es la filosofía que motiva y mantiene al Centro María Zambrano, en cuyo patio podéis encontrar un ejemplar del Ginkgo Biloba, al que esperamos que, después de esta publicación, no volváis a mirar con los mismos ojos. Este, pretende servir de apoyo para vosotros, y recordaros en los momentos más oscuros, que es posible hacer frente a cualquier situación, y en los momentos más bellos, que os habéis mantenido en pie.

             

               Autora del Artículo:  Isabel Salvador Arenas
                Prácticum de Psicología de la Universidad de Granada.
                Centro María Zambrano. 12/04/2019.

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/wiki/Ginkgo_biloba

https://blogs.20minutos.es/ciencia-para-llevar-csic/2016/04/07/ginkgo-el-arbol-que-sobrevivio-a-la-bomba-de-hiroshima/

https://elpais.com/elpais/2017/05/22/ciencia/1495444150_344452.html

https://www.lahuelladelbosque.es/poema-las-hojas-del-ginkgo-la-historia-de-amor-de-goethe/

https://kwanten.home.xs4all.nl/vivaldi.htm

No hay comentarios.

Agregar comentario

Centro de preferencias de privacidad

Aviso de cookies

Cookies propias, de tipo técnico y de sesión. Gestionan el consentimiento del usuario para el uso de las cookies en la página web, con el objeto de recordar aquellos usuarios que las han aceptado y aquellos que no, de modo que a los primeros no se les muestre información en la parte inferior de la página al respecto.

gdpr, cf-cookie-banner

Analíticas

Cookies propias, técnicas y de sesión. Dedicadas a la medición y análisis de la navegación en las páginas web. A través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad a la que está asignada su dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de este portal.
Se trata de una cookie de terceros, de sesión y de análisis. Puede encontrar más información al respecto e inhabilitar el uso de estas cookies www.google.es/intl/es/analytics/privacyoverview.html.

_ga, _gid

Antispam

Son cookies propias, técnicas y de sesión.
Utilizadas por WP_antispam Shield en los blogs para prevenir spam en los comentarios.

JCS, _wpss