Psicoterapeutas infanto-juveniles

¿QUIENES SOMOS?

Maria Artacho Sánchez y Adela García Molina, somos  psicoterapeutas infarto-juveniles; emprendedoras, dos creativas. Una  parió el Centro María Zambrano y otra el Centro Mayam

Ambas hemos recibido formación en psicología, psicoterapia, Gestalt, tratamiento del trauma, abusos sexuales... y llevamos años de práctica profesional.

Ambas somos unas apasionadas de los arboles, de los Gimkos y los Ficus, por su capacidad de resilencia y de autoapoyo.

Y ahora ofrecemos juntas un espacio sanador para menores, un tratamiento psicológico especial para la infancia y adolescencia en Málaga.

¿QUE OFRECEMOS?

TRATAMIENTOS PARA CRECER EN:

  • Concentración, atención plena en los estudios
  • Empatía hacia los demás y compasión con uno mismo
  • Habilidades Sociales
  • Creatividad y sentido del humor
  • Integración sensoriomotriz y educación psicosexual
  • Expresividad y comunicación para la Vida

SANAR Y SUPERAR:

  • Miedos, ansiedad, ataques de pánico, tristeza...
  • Separación de los padres
  • Trastornos en el vínculo en adopción
  • Muerte de seres queridos
  • Abusos sexuales
  • Celos entre hermanos
  • Comportamiento antisocial
  • Adaptación a familias ensambladas
  • Acoso escolar y ciberacoso
  • Adicción a las redes sociales
  • Conductas autolesivas
  • Trastornos del sueño, de la alimentación, TOC...

Y para los padres: un espacio de orientación, pautas y escucha.

¿COMO TRABAJAMOS?

  • Las primera sesión es solo con los padres o tutores. El menor no puede acudir a esta primera entrevista. Ahí realizamos la anamnesis, el historial evolutivo del menor, recogemos el motivo de consulta y presentamos el encuadre del trabajo. La duración es de 50 minutos y  el precio de cada sesión es de 80 euros, que serán efectivos una vez realizada la sesión.

 

  • Las tres sesiones siguientes, son de evaluación, a solas con el menor. Le pasamos un serie de pruebas diagnósticas, con el objetivo de conocerle y de crear un vínculo de seguridad y confianza. Las sesiones son semanales.

 

  • En la quinta sesión:  hay una sesión con los padres en la que se les informa del diagnóstico, se ofrecen unas pautas de intervención y se evalúa la necesidad o no de recibir tratamiento.

 

  • En el tratamiento: Los padres se comprometen a traer al niñ@ una vez por semana. Una sesión dura 50 minutos. Y los tratamientos varían desde tratamientos más prolongados, de dos años, hasta más breves de dos meses. La media es de un curso escolar.

 

  • Los padres (los dos) os comprometéis a tener una sesión mensual. Además de las cuatro semanales del menor. Incluso si estáis separados como pareja,  no podéis abdicar de vuestro compromiso como padres de por vida.

 

  • El objeto de la sesión será el tratamiento del niño, no la relación de pareja.

 

  • Los padres os comprometéis  a traer al niño puntualmente a la sesión semanal. Si el paciente se retrasa, nos reservamos el derecho de terminar la sesión a la hora preestablecida.

 

  • Trascurridos 15 minutos de la hora prefijada, podremos atender a otro paciente, no existiendo a partir de ese momento obligación de esperar al paciente.

 

  • Ofrecemos una política flexible de cancelación: Si el paciente desea anular una sesión, debe comunicarlo con una antelación mínima de 48 horas, en caso contrario, la sesión debe de ser abonada por el paciente. De igual manera, si el terapeuta anula la sesión, debe comunicarlo con una antelación mínima de 48 horas, en caso contrario, debe ofrecer una sesión gratuita al paciente.

 

  • Para cerrar el proceso terapéutico, son necesarias al menos dos entrevistas de despedida.

-¿Por qué tan frecuentemente, una vez a la semana?: Porque la memoria a corto plazo del niño es menor que la del adulto. El niño se encuentra tan absorbido por el juego, los hermanos, el colegio, las actividades extraescolares, que es muy difícil que recuerde de una sesión a otra lo que se ha trabajado si no es con una  frecuencia semanal.

- ¿Por qué la entrevista con los padres?

  • Para evitar conversaciones por los pasillos.
  • Porque no nos podemos hacer más cargo de los niños más de lo que lo hacéis vosotros.
  • Porque necesitamos vuestra ayuda para ayudar a los niños.
  • Porque los padres necesitáis también verbalizar lo que ocurre, revisar vuestra propia infancia y compararla con la de vuestros hijos, descubriros en el rol de padres.
  • Trabajaremos sobre temas cómo: ¿Cuál creéis que es el problema que tiene vuestro hij@? ¿Qué esperáis de vuestro hijo? ¿En qué consiste para vosotros ser padres? ¿Qué os está enseñando vuestro hijo?
  • Vosotros sois el mayor tesoro de vuestros hij@s.

Si tenéis cualquier duda, o queréis concretar ya una primera cita, nos podéis llamar en el 617305384.

 

No hay comentarios.

Agregar comentario