4 TIPS para afrontar la ansiedad

¿Qué es la ansiedad? Es una sensación corporal de presión en el pecho, de ahogo, de confusión mental, de tensión emocional, de miedo y alerta máxima.

Es una activación fisiológica del sistema nervioso, en su rama simpática, frente a una situación de alarma, de enfermedad o de muerte. Nos nubla el futuro, puesto que proyectamos nuestros miedos como una realidad actual.

Seguramente si estás leyendo estas líneas es porque la conoces, o alguien cercano a ti, la está sufriendo. La ansiedad la sufren:

  • Nosotros en casa ante la incertidumbre del contagio por COVID 19, de nosotros mismos o de algunos de nuestros seres queridos. Cada vez que nos intoxicamos de noticias.
  • Los sanitarios, que como kamizazes, luchan una batalla cuerpo a cuerpo, sin recursos materiales frente a la enfermedad. Y que posteriormente vuelven a casa con el miedo y la angustia de contagiar a sus seres queridos.
  • Los maestros, que se sienten desbordados por la cantidad de trabajo que se les acumula y las exigencias de un sistema educativo trasnochado.
  • Los mayores, que no saben como van a morir, si podrán ser acompañados por sus seres queridos, si morirán solos.

Cuando atiendo a pacientes en medio de una crisis les doy cuatro consejos prácticos para contenerla:

  1. Respira. Aprende a respirar desde el diafragma, a la altura del estómago. Presta atención a cómo te inflas y se desinflas como si fueras un globo.
  2. Siente tu cuerpo. Toma una postura corporal equilibrada para buscar el equilibrio emocional. Presta atención a lo que escuchas, ves, hueles, sientes a través de tu piel.
  3. Vuelve a tu corazón: Baja de la cabeza al corazón. Date cuenta de la presión que puede haber en tu pecho y conecta con tu capacidad de autocuidado, de autoapoyo.
  4. Mueve tu cuerpo. Sacudete como si fueses un perro que sale del agua. Date un pequeño masaje por tu cara. Imagínate que te estás quitando polvo de todo el cuerpo. Puedes golpear tu pecho y expresar con una vocal como te sientes.

RECUERDA: Construye una rutina flexible, se disciplinada, recupera tu sensación de seguridad, ponte metas cortas, busca lo que te nutre y te hace disfrutar de pequeños placeres, conéctate con tu tribu, invierte en tus relaciones personales, recuerda las veces que has sobrevivido a situaciones críticas, tomate la medicación que debas, practica un deporte, suda, haz yoga, Taichi, Zazen, lo que a ti te ayude, canta, baila, escribe, dibuja, descubre la cocina...Y si nos necesitas llámanos.

María Artacho es psicóloga, experta en tratamientos para la reducción de la ansiedad y en terapia de contención ante catástrofes.

No hay comentarios.

Agregar comentario