Terapia de Adultos

“Y el padre ensimismado esbozaba una sonrisa. Sabía escuchar como muy pocas gentes y había querido enseñarla a hacerlo desde niña: “Hay que saber escuchar, los españoles no escuchan”. Y él escuchaba tanto y tan intensamente que una se daba mejor cuenta de lo que hablaba cuando sentía así recogidas sus palabras; las sentía en todo su peso y su responsabilidad y por lo mismo descubría lo que en ellas hubiese de engaño, de exageración, de apresuramiento.

Porque el hablar a quién nos escucha nos descubre, sin que él nos diga nada, el grado de verdad y, sobre todo, el grado de convicción de lo que decimos.

El que sabe escuchar hace de conciencia del otro y, así, sobreviene a veces un silencio: el silencio del que habla con su conciencia y ante ella”

                                                                                       María Zambrano “Delirio y destino” 1988

Este es nuestro objetivo: ofrecer una escucha, un espacio silencioso, desde el que cada una se pueda encontrar consigo misma. Intentamos escuchar intensamente, activamente, sin juzgar, sin opinar, tan sólo creando un "claro en el bosque" de nuestro cada día. Acogiendo las palabras con el peso, y la hondura que tienen.

Desde ese enfoque ayudamos a todas las personas que se acercan al Centro María Zambrano a superar las distintas dificultades que se presentan en el camino de la vida, estos pueden ser: Ansiedad, Depresión, Desarrollo de la Autoestima y crecimiento personal, Liberación del Estrés, Obsesiones, Fobias, Dependencia emocional, Timidez, Déficit de habilidades sociales, Problemas en la pareja.....