jugando en familia

Tres “tips” para jugar en familia

abril 8, 2020 5:58 pm Publicado por

“El juego es tan natural en los niños como respirar. No sólo es fundamental sino esencial para el desarrollo en la niñez, tan importante como el alimento y el sueño”.

¿Y por qué este asunto es importante en el momento actual que estamos viviendo? Porque el mundo del adulto está viviendo un momento de incertidumbre, donde parece que los cimientos que nos mantenían seguros se tambalean. Si el adulto se tambalea, el niño se tambalea también, pues la seguridad del niño se encuentran en sus figuras de apego; sus cuidadores principales.

Los adultos podemos utilizar el lenguaje y hablar con otros adultos para liberar nuestros miedos, o por lo menos, compartirlos y sentirnos comprendidos… Pero los niños también necesitan un espacio y un medio para poder expresarse. Ese medio lo encuentran en el juego.

¿Por qué es tan importante jugar con nuestros hijos?

1. Porque construyen relaciones positivas con los adultos. Se ha encontrado que el juego facilita el vínculo emocional positivo entre padres e hijos. Compartiendo juegos, crean experiencias afectivas positivas, lo cual genera una relación segura y afectuosa. Tengamos en cuenta que los niños se relacionan a través del juego. “Éste es mi amigo porque jugamos, y éste no es mi amigo porque no jugamos”…

2. Porque otorga poder y control. Cuando juegan, los niños se sienten poderosos. Pueden hacer que el mundo del juego se ajuste a sus deseos y necesidades. Un niño miedoso puede ser valiente o uno débil puede ser fuerte. De esta manera recrean y alivian experiencias estresantes.

Los niños muestran una tendencia natural a afrontar los traumas y eventos externos por medio del juego.

3. Porque pueden comunicarse. Hablar directamente de un problema o alguna preocupación puede ser, en ocasiones, demasiado desagradable para ellos, pero a través del juego, sí se sienten capaces de expresar esos miedos, en un medio seguro, que ellos controlan. De esta manera, los juguetes se convierten en las palabras y el juego es el lenguaje del niño.

Aquí llegamos a un punto importante, cuando ellos se expresan a través del juego ¿Quién les está escuchando? Normalmente nadie, juegan solos. Lo verdaderamente terapéutico es que puedan hacerlo en presencia de sus figuras de apego, sus cuidadores.
Me gustaría daros 3 “tips” para jugar con vuestros hijos de un modo diferente, permitiendo una verdadera conexión emocional:

  • Jugar al juego que ellos elijan.
  • Adoptar una actitud amigable y no crítica. El niño es el que guía en el juego, y en el juego todo es posible. De esta manera, el niño se siente libre de expresar sus sentimientos. Por lo tanto, el niño dirige y el adulto le sigue.
  • Divertirte con tu hijo. Conectar con tu niño interior, sintonizar emocionalmente con tu hijo y compartir ese espacio mágico.

A disfrutarrrrr

Jorge Romero Moreno es Psicólogo, especialista en menores, facilitador de Mindfulness. Colabora en el Centro María Zambrano ofreciendo talleres para menores. 

Etiquetas:

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita porCentro María Zambrano

Los comentarios están cerrados.